Avisar de contenido inadecuado

Fungiendo de gigoló en Lima conocí a una mujer particular

{
}

Ya meses atrás en una clásica salidas con una mujer que me contactó para brindarle compañía del tipo sexual, esperaba cerca de un café en un atardecer calurosos como los que hacen normalmente en Lima, era particular porque me parecía en un momento un clima de Otoño ya que la temperatura bajó hasta que el calor se sentía ligeramente y ya no tan sofocante como antes.
Creo que fueron como mil horas las que estuve esperando, me pareció que fue esa cantidad de tiempo porque estaba apuradísimo porque más tarde tenía clases en la universidad y si se demoraba más de 20 minutos iba a descuadrar mis horarios que había planificado, menos mal que llegó luego de 4 minutos, lo le mencioné nada porque seguramente debió tener razones para llegar a esa hora y no quería que se cree un ambiente de hostilidad.

Caminando ella me comentó que era la primera vez para ella estar con un Escort Hombre Lima y que había tenido pocos enamorados, pero siempre tuvo el miedo de entregarse a alguien, me explicó que a eso debe su tardanza porque su indecisión casi iba a hacer que no viniese, en ese momento la comprendí como comprende un amante a su dama, como recuerda un niño sus caídas al aprender a caminar, como yo, Mateo escort masculino, aprendí que existen en el mundo hay que buscar disfrutar y disfrutar tu vida sin generar externalidades negativas.

una noche con un gigolo en peru TAGS:gigolo peru, gigolo en lima

Ella temía al parecer estar sola en un lugar cerrado conmigo y por tenía por momento una voz entre cortada, yo para tranquilizarla y relajarla le mencioné una serie de cosas a lo cual ella asintió, conversamos de cosas sin sentido hasta que le saqué varias sonrisas siendo impersonal para no tornarme invasivo en su vida.

Me comentó que se iba a casar y que el tipo lo había arruinado todo por completo, que no tenía muchas ganas de verlo ni de escuchar nada de lo que él tenga que decirle y que seguro le inventaría un sin fin de excusas a lo cual yo sentí que lo iba a hacer como todos lo hacen, yo por mi condición de hombre he visto como los idiotas de mis amigos lo hacen eso es prácticamente no sentirse seguro de nada.

 VIDEO RELACIONADO:

Es de alí su indecisión porque en realidad lo hacía por despecho y los tipos que realizan estas acciones le dan asco como 4 mujeres me lo han dicho, vaya que terribles en realidad ,para mí habría sonado denigrante o me hubiese afectado, pero no era así ya que ellas lo habrían dicho por los demás, porque sin duda a mí no me conocen.

Me fijé en cada una de sus gestos y estaba preparándome para cuando sus labios pronuncien esas palabras “lo siento no debí venir” o “sigamos”, a los cual el caso que me dijese “sigamos” si no la hubiese notado segura me hubiese retirado, pero ella me lo dijo convencida y tranquila, bosquejando una hermosa sonrisa la cual acerque despacio a mis pectorales para luego acariciar su mejilla, besar suavemente sus espalda hasta sentir los olimpos que son sus senos, que me gustan llamarlos particularmente por eso nombres, ella me mencionó “sé que me dolerá” yo le mencioné tal vez, pero probemos como suceden las cosas, yo actuaré como sé actuar llevándote, llevar placer es lo que busco y por eso laboro en este servicio esporádico para mí. En un mundo donde transcurría los minutos muy despacio, en un mundo de sexo, en un mundo de SEX SHOP PERU, mis besos iban inundando su cuerpo de 21 añitos, le tomé por la cintura, le dije que no se metiese con ningún retardado mental que no la supiese valorar como mujer, la comencé a besar en el mentó luego en el cuello, la hice mujer, en 1,2,3 ocasiones ese día falté a una clase de Derivados Financieros que tenía, pero brindarle un momento a ella lo valían , fueron 3 ocasiones y 3 orgasmos los cuales para mí también fueron 3 clímax para llegar al orgasmo, la acompañé hasta su automóvil, le mencioné que si buscase a alguien nuevamente que tuviese por bien fijarse con quién meterse.

No le pregunté el nombre, y sé que ella pensará en mí como “un amante” en un mundo de hombres carentes de respeto por el placer y la valoración de la mujer.

{
}
{
}

Deja tu comentario Fungiendo de gigoló en Lima conocí a una mujer particular

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre